LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin

sábado, 6 de septiembre de 2008

Un cachuco de mar

*
Uno de mis recuerdos de niña está asociado a un camino que bordeaba los acantilados. Tendría unos 11 o doce años, y lo recorrí con uno de mis tíos, su novia , y otra pareja más , después de que nos dejara el autobús en el pueblo cercano. En aquel momento no tenían coche ninguno de ellos.
Aquel día está grabado en mi mente; aparte del sabor que tenía aquella tortilla de patata al lado del mar, uno de mis manjares favoritos en el mundo-mundial si es buena, y los mejillones picantes que probaba por primera vez, los acantilados y los juegos del mar llenaron mis retinas para siempre. Ese mismo día, una pequeña broma del mar recordó quién era el fuerte …
*
Comíamos entre los “pedruscos” del acantilado, con nuestros manjares extendidos entre las piedras. Yo estaba sentada dando la espalda al mar. Veía a mis tíos enfrente, a menos de un metro y medio de distancia. Sol , día claro y perfecto , y risas. En un segundo, un pequeña ola me arrebató , y en menos del tiempo que cuesta pensarlo, me ví sumergida en el mar. Recuerdo perfectamente la cara de asombro de mi tío, pero de la misma forma que me llevó adentro, me devolvió, sin un rasguño, sin un suspiro, casi sin ese pensamiento que no me dio tiempo a tener. Al recordarlo ahora, parece que pueda corresponder a un sueño, que no es más que algo onírico, que no tuvo lugar. No es así. Sucedió !! Y lo cierto es que jamás he vuelto a dar la espalda al mar. También es cierto que tampoco me dedico a sentarme tranquilamente en acantilados… :)
*
Hace un par de días volví a recorrerlo, tanto tiempo después, pero desafortunadamente, sin poder completarlo del todo. Queda pendiente. Creí que me podría decepcionar, porque los recuerdos infantiles magnifican algunas imágenes, pero no fue así. A lo mejor influyó también que no había nadie, pero nadie!! en millas a la redonda…y es un auténtico placer para mí poder disfrutarlo así. Ronda la perfección… :)
*
*
El camino bordea el acantilado con suavidad, y al mismo tiempo que la brisa golpea el perfil, uno va caminando entre la vegetación ...y la arena. Una persona que conocí estos días me contó un curiosa historia sobra la zona que yo desconocía, al hilo de esa arena. Un día de estos lo cuento aquí.
*
*
Otro de los placeres era ver algún que otro pescador, de caña, paciencia y soledad, en una tarde de un día cualquiera de labor, a la justa distancia de un mar rotundo, limpio y lleno de espuma blanca. Casi nada.
*
Los imprevistos me han hecho cambiar planes en esta ocasión, y no pude completar el paseo ni siquiera al día siguiente, en el que hubo muy poca luz y sólo me acompañaba la lluvia. Pero no desisto, y espero en unos días volver a "cerrar" este pequeño vistazo a uno de los lugares que permanecían en mi memoria, y que siguen existiendo, casi de la misma manera. Ojalá nada me lo impida.
*
*
Nota: ya sé que hay millones de acantilados en el mundo, y muchísimos que son más bellos que éste, y más impresionantes, y más....de todo. Dejémoslo ahí. Pero la diferencia es que este está ligado al sentimiento para mí. Y por eso, y porque esto es una simple bitácora, lo dejo aquí. Los que sientan algo parecido, comprenderán la idea...no es así?
*
(Habrá más "fotitos". Con un poco de suerte cuelgo más antes de irme de nuevo).

18 comentarios:

Ulysses dijo...

Muy bonitas fotos, el lugar precioso
"On ne voit bien qu'avec le cœur. L'essentiel est invisible pour les yeux" (Sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos).
Hay muchos lugares bellos, lo que los hace inolvidables son nuestros recuerdos
Saludos

Only dijo...

Totalmente de acuerdo con esa frase, Ulysess, es una de mis favoritas.
Muchas gracias por recordarla aquí, y por tu visita.

Saludos

Luis López-Cortés dijo...

Momentos idílicos, recuerdos familiares, soledad impregnada de espuma blanca, sentimientos placenteros... todo eso que describes has de vivirlo al cien por cien. Son escenas que se volverán imperecederas. Disfruta y haznos participes de tu mejor escritura. Mi enhorabuena y agradecimiento por ello.

Only dijo...

Siempre lo entiendes.
Ya sé, al cien por cien, yes.

Un beso siempre.

Sureando dijo...

Te entiendo muy bien Only, los paisajes ligados al sentimiento son únicos para cada persona.
Lindo, todo muy bello.
Un abrazo y gracias por tus palabras en mi blog.
Disfruta.

AleMamá dijo...

¡Aquí estás y aquí estoy, amiga querida! está maravillosa esta entrada. Por favor, continúa. No nos dejes.

Un beso grande.

Only dijo...

Beatriz,
recuerdo tus entradas sobre el Sur, vuestro magnífico y misterioso Sur, y siempre recuerdo el impacto que me produjeron tus palabras unidas a ese lugar...
y a tus sentimientos.

Un enorme abrazo


*****************************

Ale,

qué alegría que estés aqúí, y así ; eres unica,jeje siempre te lo digo. Me llega el calor de tu alegría y tu amistad.
Un beso fuerte!!!

Marino Baler dijo...

Me ha recordado a un antiguo monasterio, de principios del siglo XV, que hay en mi pueblo. La primera vez que fui allí tenía 9 años y me llevó una persona muy especial, mi abuelo. Desde entonces ese sitio tiene algo para mí. Mi abuelo hace años que ya no me acompaña, pero después de transcurridos 25 años de aquello cada vez que voy siempre, siempre, recuerdo la primera vez que vi aquellas ruinas, caminando por un camino de tierra y cogido de la mano de alguien irrepetible. Y es que hay recuerdos que por mucho que pase el tiempo no se hacen viejos.

Un saludo.

Only dijo...

Marino
eso es lo bueno , que no olvidamos de quién íbamos cogidos de la mano, y la fuerza del recuerdo aparece siempre en el lugar. Sobre todo, si es alguien irrepetible.

Un saludo

Raquel dijo...

Claro, por eso algunos lugares son realmente especiales.
Un gustazo leer este post, ver tus fotos y estar ahí contigo.
Un besote

Only dijo...

Otro besazo para tí Raquel, te lo "devuelvo", :)

Hache dijo...

Sin duda un paseo precioso, de tu mano. Gracias por compartirlo. Casi se sentía el rumor de las olas.

JP dijo...

Se parece al acantilado que hay entre Loredo y Langre. Suelo ir mucho por ahí. ¿Puedes confirmarmelo?

Saludos,

JP

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Uh, las tortillas de patatas...hace un par de semanas vi una nota acerca de un concurso en una parte de España y se me hizo agua la boca.

De acantilados no recuerdo muchas experiencias...pero les tengo bastante respeto, eso sí; tu experiencia de niña así me lo muestra.

No tenemos la agilidad de antaño pero, cuando hay ganas, se puede cumplir todo lo que estimes conveniente...incluyendo el recorrido completo por el acantilado en mejores condiciones ambientales y sin dar la espalda al mar.

Saludos afectuosos, de corazón.

Only dijo...

Hache, me alegro que te guste.
Gracias por tu visita y comentario.
Saludos



************************




JP,
se parece....porque es.!
La pequeña de Langre era otro lugar mágico, pero hace tiempo ya.:)

Un abrazo de medio-cántabra



******************************

Only dijo...

Luis Alejandro

tengo pendiente hacer una entrada sobre la tortilla, precisamente...:)


Un abrazo

angela dijo...

MARI luz, conozco el acantilado del norte y es asi de bello como lo dices y lo fotografías.Me encanto ver otra parte de él.Gracias amiga por acercarlo.Un abrazo grandote.Angela

angela dijo...

MARI luz, conozco el acantilado del norte y es asi de bello como lo dices y lo fotografías.Me encanto ver otra parte de él.Gracias amiga por acercarlo.Un abrazo grandote.Angela

Gracias, Lourdes

Gracias, Lourdes
Un abril encantado

Gracias, Marino

Gracias, Marino
http://marinobaler.blogspot.com/

Gracias, Ulysses

Gracias, Ulysses
http://franciscomendez.blogspot.com/

Gracias, Luis

Gracias, Luis
http://asfoso.blogspot.com/

Gracias, Bombis y Borombis

Gracias,  Bombis y Borombis
http://bombisyborombis.blogspot.com/